martes, 11 de mayo de 2010

El suelo

Tipos de suelo

§ Suelos arenosos: No retienen el agua, tienen muy poca materia orgánica y no son aptos para la agricultura, ya que no tienen nutrientes.

§ Suelos calizos: Tienen abundancia de sales calcáreas, son de color blanco, secos y áridos, y no son buenos para la agricultura.

§ Suelos humíferos (tierra negra): Tienen abundante materia orgánica en descomposición, de color oscuro, retienen bien el agua y son excelentes para el cultivo.

§ Suelos arcillosos: Están formados por granos finos de color amarillento y retinen el agua formando charcos. Si se mezclan con humus pueden ser buenos para cultivar.

§ Suelos pedregosos: Formados por rocas de todos los tamaños, no retienen el agua y no son buenos para el cultivo.

§ Suelos mixtos: tiene características intermedias entre los suelos arenosos y los suelos arcillosos





Perfil del suelo

Se llama perfil del suelo al conjunto de horizontes o capas superpuestas con caracteristicas distintas desde la superficie hasta el sustrato. Los diversos horiontes se designan por letras y sus correspondientes sub-indices para indicar diversos niveles o unidades edafogeneticas.

Los diversos horizontes pueden variar considerablemente con las caracteristicas topograficas,clase de vegetación , sistema de drenaje





Características de los suelos



· Entisoles. Los entisoles son los suelos más jóvenes, en los cuales los procesos formadores no han generado aún diversos horizontes. Generalmente presentan sólo un horizonte, el «A», cuya composición es muy parecida al material rocoso que le dio origen y sobre el cual descansa. Aunque no es el tipo de suelo predominante en Venezuela, su distribución es amplia. Se presenta en los siguientes estados: Zulia, Lara, Falcón, Yaracuy, Portuguesa, Barinas, Apure, Carabobo, Miranda, Aragua, Guárico, Anzoátegui, Monagas y Delta Amacuro.

· Inceptisoles. Son un poco menos jóvenes que los entisoles y con un desarrollo incipiente de horizontes. No presentan acumulación de materia orgánica, hierro o arcilla. Los inceptisoles son uno de los tipos de suelo más abundantes de Venezuela. Están presentes en la porción noroccidental del país y en algunos estados orientales (Sucre, Monagas y Delta Amacuro).

· Vertisoles. Tienen un alto grado de fertilidad y son buenos para el pastoreo. Dado su alto contenido de arcilla forman grietas durante las épocas secas, las cuales se sellan cuando llueve. Esto se debe a que la arcilla se contrae al secarse y se expande con la humedad. Dicha característica genera inestabilidad a los edificios o vías de comunicación que se asientan sobre estos suelos. Los vertisoles permiten el desarrollo de cultivos como algodón, trigo y arroz; grano este último para el cual son especialmente adecuados. Son suelos menos numerosos que los inceptisoles y entisoles, pero están concentrados en extensas zonas del estado Guárico. También se presentan en Falcón, Yaracuy, Lara, Barinas, Portuguesa y Anzoátegui.

· Mollisoles. Son suelos con un buen desarrollo de horizontes. Su capa superficial (horizonte «A») es profunda y tiene gran concentración de materia orgánica y nutrientes, por lo que poseen una alta fertilidad. Son considerados los suelos agrícolas más productivos del mundo. Se encuentran en los estados Aragua y Carabobo, en los alrededores del lago de Valencia. Son los menos numerosos del país.

· Ultisoles. Los ultisoles son suelos arcillosos y ácidos (pH bajo), de fertilidad escasa. Ocupan un porcentaje mayor del territorio que cualquier otro tipo. Se encuentran en los estados Apure, Guárico, Anzoátegui, Monagas, Zulia y Cojedes; y abarcan la mayor parte de los estados Bolívar y Amazonas.

· Oxisoles. Son los suelos con el más avanzado desarrollo de horizontes de las regiones intertropicales. Sus componentes, como el cuarzo y la caolinita, son muy resistentes a la meteorización. Por ser pobres en arcilla y en materia orgánica, su fertilidad natural es muy limitada. Se encuentran principalmente en el estado Amazonas. También se presentan en el estado Carabobo.

· Aridisoles. Constituyen los suelos de las regiones áridas y semiáridas, con poca disponibilidad de agua, por lo cual sus nutrientes químicos se encuentran en abundancia. Tienen muy poca concentración de materia orgánica. En Venezuela, su abundancia es moderada, pero ocupan extensas áreas del estado Lara y del norte de Zulia y Falcón. También se presentan en Anzoátegui, Guárico y Sucre.

· Histosoles. Los histosoles se caracterizan por ser suelos gruesos, con altísima concentración de materia orgánica, producto de la deposición fluvial durante largos períodos. Tienen una gran importancia ecológica, ya que almacenan grandes cantidades de carbono orgánico. Sin embargo, son difíciles de cultivar, ya que retienen el agua por mucho tiempo. La mayoría son ácidos y prácticamente carecen de nutrientes minerales. Además, requieren técnicas agrícolas especiales, como la aplicación cuidadosa de fertilizantes. Con una buena planificación y seguimiento pueden utilizarse para el cultivo de frutas, pero se corre el riesgo de que sufran daños por erosión. Su uso para construcción es restringido, dado que sobre los suelos húmedos las estructuras tienden a hundirse. Se encuentran en el litoral deltaico del estado Delta Amacuro y ocupan la mayor parte de esa entidad.

· Alfisoles. Están constituidos por la acumulación de arcilla en el horizonte «B». Tienen una fertilidad natural entre moderada y alta. Además, son de los suelos fértiles más abundantes en el planeta. En Venezuela ocupan una porción considerable del territorio. Se presentan en los estados Zulia, Cojedes, Guárico y Portuguesa.



Suelo colapsable: llamados a veces suelos meta estables, son suelos no saturados que sufren un gran cambio de volumen al saturarse. Este cambio puede o no ser el resultado de la aplicación de carga adicional.

Las cimentaciones construidas sobre tales suelos llegan a sufrir grandes y repentinos asentamientos cuando el suelo bajo la cimentación se satura con una humedad no anticipada, que puede provenir de varias fuentes como tuberías rotas, drenajes con fugas. Este tipo de asentamientos generalmente causa considerable daños estructurales

Suelos expansivos: muchas arcillas plasticas se expanden considerablemente cuando se agrega agua y luego se contraen con la perdida de agua. Las cimentaciones construidas sobre esas arcillas estan sometidas a grandes fuerzas de levantamiento causadas por la expasion. Esas fuerzas provocan levantamiento, agrietamiento y ruptura de la cimentación, y de las losas en el terreno de los edificios.



Capacidad de carga

La parte inferior de una estructura se denomina generalmente cimentación y su función es transmitir la carga de la estructura al suelo en que ésta descansa. Una cimentación adecuadamente diseñada es la que transfiere la carga a través del suelo sin sobreesforzar a éste. Sobreesforzar al suelo conduce a un asentamiento excesivo o bien a una falla cortante del suelo, provocando daños a la estructura.7 Terzaghi expresó la capacidad de carga última, es decir, aquella capacidad donde se originará una falla repentina en el suelo que soporta la cimentación.




Teoría de la capacidad de carga de TERZAGHI.

Terzagui (1943) fue el primero en presentar una teoría completa para evaluar la capacidad de carga ultima de cimentaciones superficiales. De acuerdo con esta, una cimentación es superficial si la profundidad de la cimentación es menor o igual que el ancho de la misma. Sin embargo, investigaciones posteriores sugieren que cimentaciones con igual a 3 o 4 veces el ancho de la cimentación pueden ser definidas como cimentaciones superficiales.

Terzagui sugirió que para una cimentación corrida; es decir, cuando la relación ancho entre longitud de la cimentación tiende a cero; la superficie falla en el suelo bajo la carga ultima y puede provocar un corte o hundimiento.



Capacidad de carga en suelos estratificados.

Las ecuaciones para la capacidad de carga presentadas en las secciones anteriores, implican casos en que el suelo soporta la cimentación es homogénea y se extiende hasta una profundidad considerable. La cohesión, el Angulo de fricción y el peso especifico del suelo fueron supuestos constantes en el análisis de la capacidad de carga.

Sin embargo, en la practica se encuentran frecuentemente perfiles de suelo estratificado. En tales casos, la superficie falla bajo carga ultima puede extenderse a través de dos o mas estratos. La determinación de la capacidad de carga ultima en suelos estratificados se hace solo en un numero limitado de casos.

Bajo carga ultima por área unitaria, la superficie de falla en el suelo será como muestra la figura. Si la profundidad H es relativamente pequeña comparada con el ancho de B de la cimentación, ocurrirá una falla cortante general.

Granulometria

En todo tipo de suelo el tamaño de los granos que lo componen varía enormemente.

Por esta razón, para lograr una satisfactoria clasificación de un suelo se debe de conocer su distribución granulométrica, la cual tiene como objetivo conocer la cantidad en porcentaje de todos los tamaños de partículas que componen un suelo.

Para clasificar por tamaños las partículas gruesas el procedimiento más expedito es el del tamizado. Sin embargo, al aumentar la finura de los granos el tamizado se hace cada vez más difícil, teniendo entonces que recurrir al procedimiento por sedimentación.6

Los resultados del análisis granulométrico se expresa por medio de una gráfica semilogarítmica en la cual los diámetros de las partículas se grafican en escala logarítmica en las abscisas y los porcentajes en peso de los granos en forma natural en las ordenadas.

Artistasdelaconstruccion

Artistasdelaconstruccion